Talleres
Taller IV. Año 2009

MEMORIA

El Taller está orientado a sensibilizar la mirada del estudiante frente a la relación que existe entre un espacio y su propia habitabilidad. Para esto, es necesario entender a la ciudad -en distintas escalas- como un material de lectura, del cual, puedan obtener tantos conceptos como cantidad de alumnos presente el taller.
Es imprescindible considerar el comportamiento y usos del hombre como una unidad psicofísica que presenta variadas formas de manifestarse, frente a lo cual, un mismo espacio debe ser el encargado de transformarse en el soporte para toda consecuencia. A partir de esto, se agudiza la mirada del alumno reconociendo tanto fortalezas como debilidades, entendiendo de ellas, una posibilidad de intervención proyectual.

Por lo tanto de sebe desarrollar una mirada a modo de radiografía que logre develar toda información propia de la disciplina, en cada uno de los espacios urbanos a estudiar. Esta lectura no es una descripción de los elementos que conforman el lugar, sino, el entendimiento de la relación que existe entre la configuración espacial y los hechos que allí acontecen. Por lo tanto, es necesario entender que los usos y desenlace de la forma responden a necesidades que tienen su fundamento en requerimientos biológicos y psicosociales, es decir, las necesidades espaciales surgen a partir de la búsqueda de lugares que el hombre convierte en sitios asignados a un propósito y con cualidades específicas.

Es así como entendemos la forma construida como una fuente de información, no solo en su etapa proyectual, sino también, desde el minuto en que comienza a interactuar con sus propios usuarios, profundizando de esta manera, sobre la naturaleza del espacio, considerando que en ella, están el espíritu y la voluntad de existir de una determinada manera, por lo tanto, el diseño debe seguir atentamente esa voluntad.
Taller IV. Año 2009
Taller IV. Año 2009 1Taller IV. Año 2009 2